AMORES DE LEJOS… ¡FELICES ELLAS!

Escrito Por: Moraima Ineamores de lejoss Ricaurte Rivero.

En la adolescencia, mas precisamente en el colegio o la universidad, todas hemos tenido la típica relación de llamadas, mensajes de texto, Messenger y todo lo posible que nos permita acercarnos a otro, es decir, la relación a distancia. Esa relación que encontraba su punto máximo, en vacaciones, donde uno se dormía, arrullado por el otro y se despertaba pensando si a miles de kilómetros, amanecieron pensándolo u olvidándolo en compañía de otra.

Fueron años de ahorros intensos para poder verse antes de vacaciones, de infinitas recargas al celular, de envíos de regalos, momentos de angustia permanente pensando que todo acabaría en cualquier momento. Y si, efectivamente se acabó. Y aunque por algún  tiempo no tuviéramos quien nos llamara a decirnos cositas chéveres, todo se supero, porque al final, no era más que una etapa de nuestra vida y se da la  necesidad de tener a alguien al lado de uno, permanentemente y no solo por momentos.
El interrogante es ¿por qué algunas mujeres que ya pasaron la adolescencia, exitosas profesionalmente, con estabilidad económica y atractivo físico alto, prefieren las relaciones a distancia?
Una relación de lejos,  se alimenta de esperanza, celos, excusas y ganas de verse, donde los buenos momentos siempre estarán a la orden del día, nada es malo, porque todo es, como una mini luna de miel. Es como vivir en la isla de la fantasía, con príncipe incluido.
Hay muchas personas que tienen relaciones de este tipo, es fácil conocerlas: Tienen una relación, pero siempre están solas, el novio no sale en las fotos de las reuniones familiares y en ocasiones ni lo conocen oficialmente. Van a los cumpleaños de las amigas, a cine, a comer, de paseo solas; los fines de semana están en la casa  en función del celular o de la cámara web y siempre están pensando como serian las cosas si la otra persona estuviera al lado.
Ingenuamente muchos piensan que estas relaciones se mantienen gracias al Amor. Muy idealista el que se creo esa idea, lo felicito,  porque gracias a eso, muchas se sueñan viviendo una vida al lado de  alguien. No es el miedo a la soledad, porque solas están siempre. Ni  la dependencia a la otra persona como sucede en las relaciones normales, porque en este caso, seria la adicción al celular y al internet, lo que es normal en esta época se este soltera o en una relación.
Los verdaderos motivos por los cuales esas personas arriba mencionadas, tienen relaciones a distancia es por pereza. Si, pereza de empezar de cero a conocer a alguien, de volver a invertir todo lo que se invierte en una relación. Miedo de entregarse verdadera y totalmente porque en este tipo de relaciones todo es a la mitad, incluso el cariño. Están tan cómodas en una posición donde tienen el status de novia que la sociedad reclama y al mismo tiempo la soltería que todos anhelan, que no ven la necesidad de cambiarlo. Además  pasear es un verbo que a todas nos encanta y si es patrocinado mucho más y esa es la excusa de la mayoría: viajar para verse. Eso sin mencionar a las que les pagan por “ser la novia de”, es decir, aquellas que les mandan dinero generalmente del extranjero, como la mejor prueba de su amor.
Muchos dicen que ese tipo de relaciones son aburridas y les da cierto pesar de las amigas que siempre están solitas, yo era una de esas,  pero ya no sentiré mas pesar por ellas. Pesar de uno, que tiene al novio al lado todos los días, le toca soportar los cambios de humor, no pasea tanto y no le pagan.
Claro que todo tiene sus excepciones y hay unas que idealizan más que otras y por lo tanto sufren más que en una relación de tiempo completo.
Cada quien esta, donde lo hagan mas feliz. Si una relación así, sea por la esperanza de un futuro o la tranquilidad de un presente, la llena totalmente, adelante. Pero si lo que quiere es un abrazo, un beso o una caricia, en el momento justo y no programadas con meses de anterioridad, es hora que evalué lo que tiene y lo que quiere.
Y para los que dicen, que Amor de lejos, felices los cuatro, permítanme corregirlos: Una mujer jamás va a permitir que un hombre que esta lejos tenga tranquilidad de hacer lo que quiera y menos sabiendo que puede haber otra rondando a su alrededor.
En una relación de Lejos, las que hacen el show, las que ponen en el Facebook justo lo que él quiere leer, las que reciben la plata y las que se ríen porque supuestamente son unas tontas, son ellas.
Así que en los Amores de Lejos, las verdaderamente Felices, ¡Son Ellas!
Anuncios